domingo, 16 de octubre de 2016

¿Estás segura de que quieres vivir como la gente corriente?

El problema de Nurse Jackie no es que no admita lo que realmente es. Ella sabe perfectamente quien es, pero no está dispuesta a renunciar a los placeres terrenales antes de estar preparada.



Se podría decir que en el fondo el hecho de elegir los placeres terrenales es una huida de los verdaderos problemas a los que debería enfrentarse. Y aquí se terminaría esta entrada, pero esto no es una entrada, es un camino, con final, sí, pero a mi el final no me importa.

[Dos párrafos parafraseando a San Agustín y a Antonio Machado] [No me importa que no te guste esta canción, es una buena canción y lo sabes...]

Como lo sabía Ciro el inmortal[e], cuando en ese final antológico, una vida muere y otra nace. Pero lo importante de ese final no era la vida. Era el camino que lo había llevado allí. Y ese camino siempre había estado acompañado de una melodía, bendita melodía.

Algunos escuchan esa melodía, y quieren ser como la gente corriente. Pero ser como la gente corriente no es un proceso que alguien te enseñe sin más. No vale que me invites a un ron con Coca Cola. 

Como ya sabéis, no es más feliz el que más tiene, sino el que más Coca Cola bebe. ¿Contradicción? Seamos sinceros, la premisa de mi anterior frase tiene trampa. Coloreé tus ojos con lo que no había aquí. Lo reconozco, invento la realidad a mi antojo. Y ¿quién no?

¿Quieres vivir como la gente corriente? Haz como Quarry y échale al café una cucharada de mantequilla. En ese momento "se repetirá en tu mente, hazme bueno Dios,,,pero aún no,,,"